PRONUNCIAMIENTO

 

 

Ciudad de México, 26 de marzo de 2021

PRONUNCIAMIENTO
ORGANIZACIONES CAMPESINAS, SOCIALES, ACADÉMICAS Y DE
INVESTIGACIÓN ALERTAN SOBRE PRESIONES DE ASOCIACIONES
AGRÍCOLAS DE ESTADOS UNIDOS QUE AFECTAN NUESTRA SOBERANÍA
EXHORTAMOS AL GOBIERNO FEDERAL A MANTENER SU COMPROMISO
HACIA LA SOBERANÍA ALIMENTARIA NACIONAL

El 22 de marzo de 2021 diferentes asociaciones de Estados Unidos (EE.UU.)
dedicadas a la industria de la alimentación y a la agricultura, dirigieron una carta
abierta al secretario del Departamento de Agricultura y a la Representante
Comercial de EE.UU., donde manifiestan su preocupación por las decisiones
tomadas por el presidente de la República Mexicana, el Lic. Andrés Manuel López
Obrador respecto al etiquetado frontal de advertencia (NOM 051) que entró en vigor
el 01 de octubre de 2020, y donde las asociaciones estadounidenses argumentan
que es un peligro a la importación de sus productos, junto con el decreto publicado
el 31 de diciembre de 2020 mediante el cual se elimina de forma gradual el uso del
glifosato y se prohíbe el maíz transgénico.
Dichas acciones son el resultado de una lucha de más de 20 años, de la ciudadanía
mexicana y numerosas organizaciones campesinas, ambientalistas, de consumo,
académicas, de investigación en defensa de la agricultura campesina y la
alimentación, de nuestros maíces nativos y por el reconocimiento de México como
centro de origen, domesticación y diversificación de especies como el maíz, el chile,
el frijol, la calabaza, el aguacate, etcétera, y el valor cultural que tiene nuestra milpa.
Así como de diversas investigaciones científicas que muestran el daño que ocasiona
a la salud humana y al medio ambiente, tanto el consumo de productos
ultraprocesados, el herbicida glifosato y los Organismos Genéticamente
Modificados (OGM).
En este sentido, desde las organizaciones de la sociedad civil, reiteramos nuestro
apoyo a la política implementada de prohibición a la siembra de maíz transgénico y
el glifosato de manera gradual para 2024, así como para la NOM-051 que permite
la implementación de un etiquetado frontal de advertencia en alimentos y bebidas
envasados. Consideramos que estas medidas son un paso necesario y fundamental
para la transición a un modelo agroalimentario saludable y sustentable.
En este sentido, es importante destacar que la crisis sanitaria ocasionada por el
COVID-19 es un llamado a dejar el modelo de consumo devastador del medio
ambiente y el deterioro de la salud, por otro donde el centro sea la construcción de
políticas públicas integrales para nuestro campo mexicano, que garanticen la
producción de alimentos sanos, nutritivos, justos y competitivos a fin de lograr la
autosuficiencia y soberanía alimentaria. Ante tal circunstancia, las medidas

implementadas por el gobierno mexicano tienen la clara intención de fortalecer
nuestra soberanía alimentaria, así como de proteger la salud de las y los mexicanos
y transitar hacia una producción agroecológica.
Medidas que parten de un amplio soporte internacional como el Acuerdo 4X1000
implementado en la COP 21 de París; así como por el Segundo Simposium de
Agroecología en Roma en 2018, donde organismos internacionales, gobiernos,
instancias académicas, organizaciones campesinas y ecologistas se
comprometieron a avanzar hacia modelos agroalimentarios sustentables y
regenerativos, para no sólo garantizar una alimentación sana y de calidad para las
poblaciones, sino también enfriar el planeta con proyectos orgánicos.
En el caso de México, cabe indicar que el etiquetado frontal de advertencia (NOM
051) representa el respeto al derecho a elegir qué comer, con base en información
clara y sencilla, así como los derechos a la salud y a una alimentación sana. En un
contexto donde somos el único país en el mundo donde la Secretaría de Salud
declara una emergencia epidemiológica por obesidad y diabetes desde el 2016,
ambas enfermedades no transmisibles asociadas a la malnutrición, por un lado por
la carencia de micronutrimentos y por otro el exceso en el consumo de alimentos
ultraprocesados y bebidas azucaradas. Desde nuestra perspectiva, el etiquetado
frontal de advertencia representa un logro trascendental hacia la construcción de un
nuevo modelo agroalimentario y nutricional. Como lo señala Christian Skoog,
representante de UNICEF en México, “el etiquetado aprobado por México
contempla las mejores experiencias internacionales y la evidencia científica más
actualizada y relevante, por lo que podría incluso convertirse en un ejemplo para
otros países que atraviesan este proceso de lucha contra el sobrepeso y la
obesidad”.
Es un hecho que para las empresas trasnacionales dedicadas a la industria de los
alimentos, muchas de las acciones libres y soberanas que el Gobierno de México
ha implementado, constituyen un atentado a sus intereses económicos, sin
embargo, por nuestra parte, coincidimos y respaldamos al Presidente Andrés
Manuel López Obrador en la decisión de avanzar y hacer realidad el derecho a la
alimentación, a la autosuficiencia y soberanía alimentaria y transitar hacia un
modelo agroecológico, eliminando gradualmente la dependencia alimentaria de
granos básicos y rescatando con ello también los aportes milenarios de las
comunidades campesinas e indígenas de nuestro país.
Hacemos un llamado a apoyar las medidas antes mencionadas y fortalecer el
Decreto que prohíbe el glifosato y el maíz GM, medida de vanguardia a nivel
internacional que buscará preservar nuestra soberanía alimentaria, la milpa como
base de una alimentación nutritiva, sana y local, así como a devolver la riqueza a
nuestra tierra que tan devastada está por el uso excesivo de agrotóxicos en el
campo.
Exhortamos al Gobierno de México a no ceder ante los chantajes de las
asociaciones que en su afán de mantener sus ganancias y preservar su poder han

traspasado las fronteras de la ética y la salud dañando seriamente la salud, la
economía y la biodiversidad de la población mexicana.
Exhortamos al Gobierno de México a que construyamos CONJUNTAMENTE, un
nuevo sistema-modelo agroalimentario y nutricional.
Exhortamos a la población mexicana a mantenerse alerta para apoyar el etiquetado
frontal de advertencia y la prohibición del glifosato y del maíz transgénico, y
continuar defendiendo la soberanía nacional y alimentaria y a nuestra planta
sagrada: el maíz.

¡Nunca más un México subordinado a las trasnacionales!
¡Por el derecho a la alimentación!
¡Por el rescate de nuestros campesinos y campesinas!
¡Por nuestra milpa y nuestro maíz!

Descarga el pronunciamiento en (PDF)

CARTA ABIERTA

Ciudad de México a 19 de diciembre de 2020

CARTA ABIERTA

¡URGENTE!

Asunto: Solicitamos su intervención en el programa Precios de Garantía.

Lic. Andrés Manuel López ObradorPresidente Constitucional de México                                       Presente

Ccp. Víctor Villalobos ArámbulaSecretario de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER)Ignacio OvalleFernándezDirector General de Seguridad Alimentaria Mexicana (SEGALMEX)

Estimado Presidente:

Se observan tiempos de cambios profundos en México,entre ellas, las nuevas políticas agrícolas impulsadas desde el gobierno de la Cuarta Transformación(4T).Estam@s convencid@s y comprometid@scon los principios de transformación en el país y la impostergable necesidad de rescatar al campo, de alcanzar y lograr la autosuficiencia y soberanía alimentaria. Por ello, las y los campesinos seguimos trabajando en la producción de los alimentos que requiere el país, a pesar de la pandemiadeCOVID-19 que hoy nos afecta.

El programa, Precios de Garantía,uno de los programas prioritarios y emblemáticos de este gobierno, además de ser un pilar fundamental de la nueva política agroalimentaria, marca un cambio sustancial y definitivo contra las políticas antineoliberales que favorecieron el aniquilamiento de la economía campesina.

En principio, Precios de Garantía, significa, precios justos, en reconocimiento al esfuerzo de las y los campesinos e indígenas, pero también tiene una importante trascendencia para mejorar y reactivar la economía rural al dar certidumbre a la comercialización y ventas de sus cosechas y por ello ha sido un acierto para los cambios que requiere el país, y más aún, ante la crisis sanitaria que vivimos.

Sin embargo, observamos con mucha preocupación los múltiples problemas que existen en la operación, que tienen a dicho programa en la (casi) parálisis.

Señor Presidente, solicitamos su URGENTE intervención para la revisión del programa: objetivos, metas, avances y malas decisiones que se han tomando en SEGALMEX que se reflejan en la deficiente operación del mismo. Estamos seguras y seguros que USTED entiende la trascendencia de que se cumplan los objetivos y compromisos planteados en su gobierno. Su lucha de décadas no puede ser desvalorada por estas malas decisiones.

Es URGENTE informarle que ya con las cosechas encima y bajo  el argumento de que no hay presupuesto, SEGALMEX informa en fecha reciente que de las 800 bodegas comprometidas a nivel nacional sólo abrirán 500 bodegas en todo el país, y de ellas sólo 100 en el mes de diciembre. Esto NO puede ser porque las cosechas de las y los pequeños productores del ciclo Primavera-Verano 20/20 han iniciado desde el mes de octubre y su mayor volumen y avance es durante el mes de diciembre.

Adicionalmente, en las pocas bodegas aperturadas, el pago por la adquisición del grano esta resultando MUY LENTO cuando las y los productores lo necesitan urgentemente para cubrir créditos y garantizar su propia alimentación. Es evidente que SEGALMEX no está actuando de acuerdo a las necesidades que el país requiere.

En estados como Chiapas, dentro de los 5 estados con mayor producción de maíz, en donde además de prevalecer la pequeña agricultura campesina e indígena, es el estado con mayores índices de pobreza, se han incumplido todas las propuestas y negociaciones que desde hace varios meses se han llevado a cabo entre comunidades, gobierno estatal y federal para aperturar centros de acopio. Se ha informado que abrirán hasta enero de 2021 cuando el mayor volumen de cosecha sale en noviembre y diciembre. Ante la total insensibilidad de la situación sanitaria y económica, hoy las y los productores estamos nuevamente en manos de intermediarios, recibiendo pagos leoninos por nuestra cosecha que representa el trabajo de muchos meses. Esto está generando un clima de inconformidad y frustración, la cual también se generaliza en muchos otros estados como Guerrero, Michoacán, Jalisco, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Tlaxcala, etcétera.

Le informamos que las y los productores tenemos muchas               expectativas respecto a este programa, apoyando y atendiendo al compromiso que Usted ha hecho en diferentes espacios y durante largo tiempo. No permita que una mala operación, demerite la importancia de las políticas que Usted ha defendido por décadas en beneficio de las y los productores más vulnerables.

SOLICITAMOS SU URGENTE INTERVENCIÓN
PARA:                                                                         

    • Que se aperturen de INMEDIATO al menos los 800 centros de acopio comprometidos.
    • Que la entrega-recepción del grano se haga de manera transparente y justa, con la participación comunitaria, flexibilizando las normas de calidad, las cuales son más estrictas, que incluso a las que solicita la industria. Esto último ocurre ante la incapacidad de los operadores de SEGALMEX para generar las condiciones de acondicionamiento del grano, trasladandole al productor esta responsabilidad y costo. Esto es INADMISIBLE para los propósitos de su gobierno
    • Que la ubicación de las bodegas/centros receptores y su debido equipamiento sea de acuerdo a las zonas de producción mas desprotegidas y no a las necesidades de los consumidores. Y que los procesos de pago sean en el tiempo prometido por el
    • Que se informe y revise la planeación, presupuestación y ejercicio del recurso asignado a este programa, pues siendo prioritario es muy preocupante que NO haya RECURSOS, cuando buena parte del grano acopiado se vende a comercializadores y a DICONSA. ¿Dónde quedaron los recursos? Existe una seria preocupación que en estas políticas se esté favoreciendo nuevamente a las grandes industrias, las cuales han sabido mantener espacios de negociación en diferentes instancias de la SADER y SEGALMEX, mientras las y los pequeños productores han sido poco escuchados.
    • Es URGENTE revisar las políticas para el ciclo otoño Invierno 20/21 dirigidas a medianos productores, pues NUEVAMENTE se han incurrido en esquemas de especulación propios de los gobiernos neoliberales expresados en la extinta ASERCA. Hoy SEGALMEX asume de manera indebida, nuevamente estas funciones, pues obligan a las y los productores a comprar coberturas agrícolas, con toda la complejidad (corredurías, créditos, especulación) que esto implica para los productores mas descapitalizados. Como resultado, en el ciclo otoño invierno 20/21 solamente favorecieron el acceso a las y los medianos productores con modelos de producción agroindustrial del norte del país.

      Señor presidente, revise este caso, pues es muy probable que la falta de presupuesto obedezca a la canalización de recursos a este esquema implementada durante principios de año, dejando desprotegidos a quienes DEBIERAN SER LOS PRIORITARIOS, de acuerdo a los principios de la 4T.

      • EL ÉXITO DE ESTE PROGRAMA ES FUNDAMENTAL PARA LA CONTINUIDAD DE LAS POLÍTICAS AGRÍCOLAS ANTINEOLIBERALES; SIGNIFICA QUE LAS Y LOS CAMPESINOS E INDÍGENAS DE MÉXICO VENDAN SU MAÍZ PARA ASEGURAR SU ALIMENTACIÓN NO PARA ESTAR ATADOS A LA USURA Que se establezcan esquemas de planeación eficiente en cada estado mediante mesas interinstitucionales de planeación y seguimiento. La descoordinación es alarmante.

        SEÑOR PRESIDENTE,

        • SU INTERVENCIÓN ES INDISPENSABLE Y DEFINITIVA PUES SE REQUIERE UNA REVISIÓN PROFUNDA DE LA OPERACIÓN DEL PROGRAMA.

         

      El Movimiento Campesino, Indígena, Afromexicano “Plan de Ayala Siglo XXI” reitera nuevamente su disposición y compromiso para llevar a cabo la transformación que se requiere en el país y en el campo mexicano. Confiamos en que sabrá escuchar y entender nuestras demandas pues nuestra única pretensión es rescatar al campo.

      Estaremos atentos a su respuesta, y también a la posibilidad de ser escuchados directamente por Usted, de una forma propositiva y constructiva, pues creemos que estas son las formas adecuadas para el diálogo gobierno-sociedad.

       Descarga Carta Abierta (pdf)